martes, 8 de enero de 2013

El túnel - Ernesto Sábato



El túnel ha sido mi primera lectura de este año y, la verdad, no se me ocurre una manera de empezarlo mejor. Me da vergüenza, pero tengo que reconocer que no conocía ni al autor ni a su obra y que el libro llegó a mis manos por una cuestión meramente estética y, digamos, de confianza. De estética en cuanto que pertenece a la colección “Mil letras” de Cátedra, colección que sacaron hará tres años con pasta dura y a buen precio. Y confianza porque si de entre los más de 1000 libros que han editado, éste formaba parte de los seleccionados, merecía la pena darle una oportunidad, al menos para ver el porqué. Cuando lo vi de oferta en una librería me lo llevé y me alegro mucho.

Esta novela narra la historia de Juan Pablo Castel, pintor, de cómo conoce a María Iribarne y se vuelve loco por ella. Al iniciar con ella una relación cree haber encontrado al fin una persona que puede comprenderle y su pasión se vuelve obsesión. El final del libro se nos descubre en su primera frase:

Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne

Sus motivos para llegar a este resultado es lo que se va desgranando a lo largo de la trama.

La construcción del personaje de Juan Pablo es magistral. Un hombre atormentado y solitario, que necesita desesperadamente comprensión ajena, vuelca todas sus insatisfacciones en María, en quien cree encontrar esa comprensión, debido a una conexión en un elemento de unos de sus cuadros: “la ventanita”.  Esa extrapolación de sí mismo en otra persona le convierte en un adicto a María, la necesita.

No sé qué piensa y tampoco sé lo que yo pienso, pero sé que piensa como yo.

A mi modo de ver, se busca a sí mismo en María. Como consecuencia de ello aparecen unos celos patológicos. Esa adicción se transforma en una posesión obsesiva, a la que ella no responde, lo que evidentemente desencadena el fatal desenlace.

En la novela asistimos al desmoronamiento de Juan Pablo. De su inicial angustia y aislamiento, pasamos a una necesidad de comunicación que desencadena su vuelco en otra persona y de ahí a la posesión y al (des)control. Supone un retrato  excepcional de los celos.  De hecho, para mí, éste es en realidad el tema principal.

El personaje de María, sin embargo, no queda tan bien definido. No queda claro qué  clase de persona es ni qué busca en su relación con Juan Pablo. Es además una persona totalmente liberada, casada pero que mantiene relaciones con otros hombres. En la novela aparecen pocos personajes más: Allende, el marido ciego de María; Hunter, el primo y supuesto amante; y Mimi, prima y con una irrelevante intervención.

El hecho de que tengamos un conocimiento tan tangencial del resto de los personajes no es sino consecuencia del punto de vista de la narración. Al estar narrada en primera persona nos perdemos muchísimos detalles que como lector queremos saber y a los que tendríamos acceso con un narrador omnisciente. Sin embargo, esta novela no podía estar narrada de otra forma. Es “su” forma de ver las cosas y dentro de ella encontramos una cierta lógica. Viéndolo desde su punto de vista parece que las cosas no podían haber ocurrido de otro modo.

Se inserta a Sábato en la corriente del neorrealismo, es decir, no buscan trasladar una porción de la realidad, tal cual, a la literatura, como pretendían muchos autores del siglo XIX; porque de este modo, según ellos, se llega a una “irrealidad”, ya que no se conoce el trasfondo que ha motivado esa realidad existente.  Esta teoría queda perfectamente reflejada en esta novela. Los hechos en sí, objetivamente, son claramente reprobables: celos, posesión, homicidio. Sin embargo, trasladándonos a la realidad “de Juan Pablo” suponen una secuencia lógica de hechos.

El estilo del autor me ha encantado: sencillo, sin construcciones raras ni complicadas pero al mismo tiempo muy elaborado y preciso. La novela es bastante corta en cuanto al número de páginas, pero eso permite mantener la intensidad durante todas ellas. Tengo señaladas muchísimas de sus frases

No sé cuánto tiempo pasó en los relojes, de ese tiempo anónimo y universal de los relojes, que es ajeno a nuestros sentimientos, a nuestros destinos, a la formación o al derrumbe de un amor, a la espera de una muerte

En mi cabeza comenzaron a parecer algunos hechos aislados, aunque destrozados e inconexos, como los primeros objetos que se ven emerger después de una gran inundación.

El título encuentra explicación casi al final del libro: en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en el que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida.


Os recomiendo esta excelente novela. Su reflejo de la psicología humana y de su descenso hacia la locura está perfectamente conseguido. Podemos ver cómo funciona una mente dominada por los celos y la angustia. Es estupenda.






Ernesto Sábato nació en Rojas, provincia de Buenos Aires, en 1911. Hizo su doctorado en física y cursos de filosofía en la Universidad de La Plata. Trabajó luego en el Laboratorio Curie, en París, y abandonó definitivamente la ciencia en 1945 para dedicarse exclusivamente a la literatura.Ha escrito varios libros de ensayos sobre el hombre en la crisis de nuestro tiempo y sobre el sentido de la actividad literaria -El escritor y sus fantasmas (1963), Apologías y rechazos (1979)-, y tres novelas: El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961), y Abbadón el exterminador (1974).





Yo he leído:
Título: El túnel
Autor: Ernesto Sábato
Editorial: Cátedra (colección Mil Letras)
Edición: Primera edición, 2009
Número de páginas: 163

9 comentarios:

  1. Conozco al autor, pero no he leido nada de él, esta historia y la oscuridad de su protagonista puede gustarme, me la apunto. Por cierto, yo a veces también me dejo llevar por la presentaciómn o portada jeje. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela magnífica, te la recomiendo. ¡Y qué le vamos a hacer! A veces una se deja guiar por las apariencias jejeje
      Besos

      Eliminar
  2. La verdad que has comenzado el año con una lectura que te va a costar superar. Es un libro absolutamente magnífico
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He empezado con el listón bien alto, es verdad :) ¡Ojalá todas las lecturas del año fueran así de estupendas!
      Besos

      Eliminar
  3. La leí hace años y estoy totalmente de acuerdo contigo. Es una excelente novela y una inmejorable elección para comenzar este 2013.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He empezado el año con buen pie :) Sí que es una estupenda novela
      Besos

      Eliminar
  4. Buenas tardes! He llegado a ti siguiendo la recomendación de Meg de "Cazando Estrellas" y con esta reseña me has conquistado!
    Yo tampoco conocía a este autor pero ya tengo apuntado en mi lista de "me lo pido" su libro "El túnel"
    Por cierto.... Y aquí me quedo! Muchas gracias por tu reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!¡De verdad!Me alegro de que te haya gustado. Seguro que el libro te parece genial.
      Voy a pasarme yo a verte :)
      Gracias
      Un beso fuerte

      Eliminar

Gracias por comentar